Yoga para principiantes: 12 posturas de yoga básicas

Algo a tener en cuenta es que cada cuerpo es diferente y que cada uno de nosotros podemos disfrutar de todos los beneficios del yoga en casa y todo ello sin forzar nuestro cuerpo, llegar allá dónde nuestras verdaderas posibilidades nos permitan, asi que sigue leyendo y aprende las posturas de yoga para principiantes imprescindibles.

Las 12 posturas del yoga para principiantes que a continuación se describen, deberían realizarse desde las posturas de pie hasta las posturas de suelo o al revés. Estos ejercicios también los podemos realizar cuando tengamos más nivel de resistencia y concentración, la diferencia estará en el tiempo (yo indico número de respiraciones) entre principiantes (10 respiraciones) y más avanzados (entre 20 y 30 respiraciones).

 

Puedes pulsar en todas las imágenes para agrandarlas y verlo mejor. Si quieres, ACCEDE AL CURSO COMPLETO AQUI.

 

Yoga para principiantes: Posturas básicas de pie

 

1- El árbol (Vrikschasana)yoga para principiantes - el arbol

 

 

Aunque no la incluya entre las 12 posturas para principiantes, partiremos de lo que es llamado la postura de la montaña (postura relajada de pie con las manos juntas, como si estuviéramos rezando, a la altura de tu pecho. Mantén la mirada fija en algún punto a la altura de tus ojos, esto te facilitará mantener el equilibrio. Elevaremos una de las piernas y apoyamos la planta del pie en la cara interna del muslo contrario (los dedos de los pies apuntando al suelo). Nos mantenemos así durante 5 respiraciones profundas y lentas, bajaremos poco a poco el pie al suelo de nuevo y repetiremos el ejercicio con la otra pierna. Esta posición nos ayuda a equilibrar el cuerpo y la mente, y estira la columna vertebral.

 

2- El águila (Garudasana)Yoga para principiantes - el aguila

 

Volvemos a la postura de la montaña (de pie relajados), flexionamos ambas piernas, bajamos levemente las caderas y nos inclinamos levemente hacia la izquierda. Cruzamos la pierna derecha por encima de la izquierda, colocando la pierna alrededor de manera que el pie derecho llegue a enganchar al gemelo izquierdo. Al mismo tiempo vamos cruzando el codo izquierdo hacia la derecha (por encima del derecho), y colocamos ambas manos juntas (palma contra palma) a la altura de la cara. Mantenemos esa posición durante 5 respiraciones profundas y lentas, y a continuación repetiremos pero con la otra pierna. Con esta postura se mejora el dolor de espalda, fomenta el desarrollo del equilibrio, conseguiremos estirar no sólo los muslos, las caderas y las pantorrillas, sino también la espalda alta y los tobillos.

 

Yoga para principiantes: Posturas básicas de altura media

 

3- El triángulo (Trikonasana)Yoga para principiantes - el triangulo

 

Volvemos a la postura de la montaña, luego separamos las piernas más allá de los hombros (como a un metro, dependiendo de tu estatura), colocamos los brazos estirados a la altura de los hombros (formando una cruz). Gira tu pie derecho 90 grados hacia tu derecha, a continuación inclinamos el cuerpo hacia el lado derecho hasta tocar o rozar los pies o el suelo con los dedos. Nos mantenemos en esa posición hasta realizar 5 respiraciones profundas y lentas, y luego repetiremos el mismo proceso pero todo hacia la izquierda. Esta posición desarrolla el equilibrio, tonifica los músculos de las piernas, el tronco, el cuello, y los músculos de la columna y además activa y oxigena el hígado, el páncreas y los órganos abdominales.

 

4- El guerrero (Virabhadrasana)yoga-para-principiantes - el guerrero BKapke

 

Volvemos de nuevo en la postura de la montaña y separamos las piernas de nuevo como antes, como a 1 o 1.2 metros de distancia. Esta vez giramos el pie derecho 90 grados y el pie izquierdo 45 grados. Colocamos los brazos estirados a la altura de los hombros (formando una cruz), con las palmas de las manos apuntando hacia el suelo y lo mantenemos todo así durante el tiempo de la postura. La pierna izquierda la dejamos estirada y firme, mientras inclinamos y giramos el torso hacia la derecha, y al mismo tiempo flexionamos la pierna derecha hasta conseguir un ángulo de 90 grados con respecto al suelo. Respiramos 5 veces profunda y lentamente y a continuación repetiremos el proceso pero hacia la izquierda. Esta posición ayuda a fortalecer las piernas, los hombros y la espalda, además nos mejora la postura y nos da fuerza interna.

 

5- El perro cara abajo (Adho mukha svanasana)yoga-para-principiantes - perro cara abajo

 

Volvemos a la posición de la montaña, y nos inclinamos hacia delante hasta tocar el suelo con las palmas de las manos (las manos a la altura de los hombros). Los talones de los pies deben estar en contacto con el suelo en todo momento. El cuerpo forma un triángulo con respecto al suelo. Introducimos la cabeza entre ambos brazos de forma relajada y mirando al suelo, formando una línea recta con nuestra columna. Nos mantendremos así durante 10 respiraciones profundas y lentas. Esta postura mejora la circulación de las piernas, relaja la espalda y además revitaliza todo nuestro cuerpo. A la hora de volver a la postura de la montaña, lo realizaremos de tal manera de que la cabeza será lo último en subir, y al ser yoga para principiantes, como siempre, lo haremos lentamente para evitar lesiones y mareos, sobre todo al principio.

 

Yoga para principiantes: Posturas básicas en suelo

 

6- La postura del Loto (Padmasana)yoga para principiantes - el loto

 

Esta postura del loto es ideal para trabajar la meditación y la concentración. Podemos considerar esta posición como la más típica y conocida de las 12 posturas de yoga para principiantes. Si esta postura no te resulta sencilla, puedes trabajar con la postura de la mariposa explicada en el artículo Posturas de yoga para mejorar el sexo.

Ahora nos vamos al suelo. Nos sentamos con las piernas estiradas hacia el frente, flexionamos la rodilla derecha, cogemos el pie con las manos e intentamos colocar el pie derecho sobre el muslo (casi tocando la articulación de la rodilla) izquierdo y que el talón quede lo más cercano posible a la ingle. Luego flexionaremos la rodilla izquierda, cogemos el pie izquierdo con las manos, y así nos ayudaremos a colocarlo sobre el muslo derecho y dejando el talón de nuevo lo más cercano a la ingle. Una vez en posición, la mantenemos durante 10 respiraciones profundas y lentas. Esta postura estimula nuestra pelvis y masajea los órganos abdominales, además relaja al cerebro y fortalece nuestras articulaciones (los tobillos, la cadera y las rodillas).

 

7- La vela (Sarvangasana)yoga para principiantes - la vela

 

Para esta postura de yoga para principiantes puede ser recomendable utilizar algún acolchado para el cuello y evitar así la tensión en la zona. Comenzaremos tumbados boca arriba. Luego comenzaremos subiendo las rodillas flexionadas hacia arriba. Contraemos los abdominales y seguimos subiendo las rodillas por encima de la cabeza. Ayúdate con tus manos y sujeta tu espalda con ellas (los codos lo más pegado al cuerpo). Ahora estiramos las piernas. La parte posterior (nuca) de la cabeza descansa sobre el suelo y la barbilla apoya contra el pecho. Recuerda que el peso recaerá sobre los hombros y antebrazos y no sobre el cuello o cabeza. Una vez en la postura, nos concentramos en nuestra respiración. Realizamos 10 respiraciones profundas y lentas. A la hora de volver a bajar, hacerlo de manera suave y controlada. No está demás decir que si sentís molestias en esta o cualquier postura de yoga para principiantes, lo recomendable es empezar de nuevo o tratar de acostumbrar el cuerpo con otras posturas hasta que nos veamos capaces de realizarlas todas sin perjudicarnos. Esta posición incrementa el riego sanguíneo al cerebro, alivia el estrés, ayuda a regular las funciones de la glándula tiroides, tonifica las piernas y los glúteos y además estimula los órganos abdominales.

 

8- Postura del puente (Setu Bandha Sarvangasana)yoga para principiantes - el puente

 

En Yoga en Casa, ya hemos presentado esta postura en el articulo Posturas de yoga y el sexo. Pero es tan buena y simple que también la incluimos en el yoga para principiantes. Para esta posición comenzamos recostados boca arriba con los brazos apuntando a los pies, pegados al tronco y con las palmas apoyadas en el suelo. Flexionamos las rodillas y apoyamos las plantas de los pies cerca de los glúteos (máximo a una palma), y las piernas deben estar abiertas a la altura de las manos (hombros), nunca juntas ni tampoco muy separadas. Al inhalar empujamos con los pies hacia el suelo y subimos las caderas (pelvis) hacia el techo, estando arriba aguantamos un segundo la postura y la respiración, y al exhalar volvemos a bajar lentamente hasta apoyar de nuevo la espalda en el suelo. Repetimos el movimiento un mínimo de 10 veces. Esta postura de yoga estira el pecho, el cuello y la columna, nos ayuda a aliviar el estrés, reduce la ansiedad, la fatiga y el insomnio, estimula los órganos abdominales, los pulmones y la tiroides, en la mujer además alivia síntomas de la menopausia.

 

9- Media torsión espinal (Ardha matsendrasana)yoga para principiantes - la torsion espinal

 

Para este ejercicio de yoga comenzamos sentados en el suelo con las piernas rectas delante de nosotros. Flexionamos la pierna izquierda, la cruzamos por encima de la pierna derecha y apoyamos la planta en el suelo a la altura de la rodilla (tirando más hacia la cadera que al pie y pegada a la pierna derecha). Ahora flexionamos también la pierna derecha, dejando el pie pegado al glúteo izquierdo (talón apoyado en el glúteo). Después giramos el tronco hacia la izquierda y el brazo derecho lo apoyamos en el muslo izquierdo. El brazo izquierdo lo apoyamos en el suelo. La cabeza debe seguir el movimiento de la columna (girar a la izquierda). Mientras estamos girados hacia la izquierda, podemos empujarnos con el codo derecho, la pierna izquierda para aumentar la tensión. Mantenemos esta postura de yoga durante 5 respiraciones profundas y lentas. A continuación repetimos todo el ejercicio pero hacia el lado contrario. Esta posición de yoga nos ayuda a tonificar los nervios espinales y a aumenta la energía en el cuerpo, además mejora la digestión disminuye el dolor de espalda y estimula los órganos abdominales.

 

10- El pez (Matsyasana)yoga para principiantes - el pez

 

Dentro del yoga para principiantes esta es también una de las posturas más básicas. Para la postura del pez nos echamos al suelo boca arriba, los brazos pegados al cuerpo y las palmas hacia el suelo. Las piernas permanecen todo el tiempo estiradas. Ahora haciendo presión sobre los codos elevamos la parte superior del cuerpo, abrimos el pecho al máximo arqueando la espalda y apoyamos la corona de la cabeza en el suelo, todo el movimiento con suavidad. El peso estará más sobre los antebrazos. En esa posición de yoga respiramos 10 veces de manera profunda y suave. Este ejercicio de yoga incrementa la capacidad vital pulmonar, con lo que ayuda con problemas respiratorios, además estimula la glándula tiroide e incrementa la flexibilidad de la espalda.

 

11- La cobra (Bhujangasana)yoga para principiantes - la cobra

 

Para esta postura de yoga, nos colocamos tumbados boca abajo con las piernas juntas y estiradas. Los brazos flexionados y las palmas apoyadas en el suelo a la altura de tus hombros (o pechos para mayor estiramiento). A continuación elevamos el tronco superior del cuerpo con la ayuda de las manos, arqueamos la espalda y elevamos la barbilla con lo que miraremos ligeramente hacia arriba. Mantenemos la postura durante 10 respiraciones profundas y lentas. Esta posición de yoga fortalece la columna, estira el pecho, pulmones, hombros y abdomen, además estimula los órganos internos y ayuda a disminuir el estrés y el cansancio.

 

12- Postura del niño (Balasana)yoga para principiantes - el nino

 

Terminamos el yoga para principiantes con la postura del niño. Nos arrodillamos en el suelo de tal manera que nos sentamos sobre nuestros talones. Separamos un poco las piernas (rodillas) y nos inclinamos hacia adelante hasta que el torso quede sobre los muslos y la frente apoyada en el suelo. A continuación estiramos los brazos hacia los pies y apoyamos los antebrazos en el suelo a los lados del cuerpo colocando la palma de las manos hacia arriba. En esta posición de yoga realizamos 10 respiraciones profundas y lentas. Hay que decir que esta postura de yoga es de relajación, nos dará calma, descanso y sosiego y por ello la hemos dejado para el final de la sesión. Con este ejercicio de yoga relajamos la columna, estiramos las vértebras lumbares y alivia los pies cansados, además esta postura de yoga reduce el cansancio y nos ayuda a aliviar el estrés y la fatiga.

 

Si eres nuevo, esperamos que te vayan bien estas posturas de yoga para principiantes, sigue leyendo nuestros artículos si quieres aprender más sobre yoga, como puedes ver, el yoga es muy beneficioso para multitud de aspectos de nuestro cuerpo y garantizamos mejorías sorprendentes en muchas patologías que la medicina convencional no puede curar. Incluso según la patología, el yoga puede acelerar cualquier beneficio en un tratamiento de curación, nos basamos en hechos comprobados en pacientes reales que gracias al yoga hoy día están más sanos que nunca.