Posturas de yoga y sexo para mejorar las relaciones

Posturas de yoga y sus beneficios en el sexo: Está demostrado por estudios que el yoga y la meditación son de gran ayuda para problemas sexuales y además nutren los encuentros íntimos. En este artículo aprenderás 4 posturas de yoga y sexo imprescindibles para la mejora sexual de la pareja, tanto para el hombre como para la mujer.

Si lo pensamos detenidamente, tanto el yoga como el sexo tienen un camino común y es acercarse a la sensación de unidad. El yoga busca unir la mente, el cuerpo y las emociones, y el sexo la unidad de la pareja. Y es que el buen sexo une. Este nos hace sentir uno fundiéndonos con nuestra pareja.

A través de la meditación casi todas las mujeres logran lubricar significativamente mejor, disminuye los distintos dolores, intensifican los orgasmos y también amplifican el deseo sexual. Esto último es también aplicable para los hombres, pero además mejoran la erección, el control de eyaculación, la confianza sexual y una mayor satisfacción después del sexo.

 

Los beneficios del yoga y sexo, se pueden experimentar a partir de la segunda semana. Aunque lo ideal sería realizar las posturas de yoga a diario, si aconsejo no menos de tres veces en semana. Las inspiraciones y exhalaciones hay que realizarlas lo más profunda y lentamente posible. Recomiendo un mínimo de 10 respiraciones completas para cada una de las posturas de yoga. A continuación os nombro las cuatro posiciones de yoga para mejorar el sexo y la sexualidad en la pareja. (el orden no está establecido, así que hágalas como le sea más cómodo):

 

 

Posturas de yoga y sexo: El Puente

Posturas de yoga para mejorar el sexo - El puente

 

  1. Recostarse boca arriba.
  2. Apoyar las plantas de los pies en el suelo, cerca de los glúteos y en la línea de los hombros.
  3. Inhalando, empujar con los pies contra el suelo elevando la cintura hacia el techo.
  4. Exhalando, volver a apoyar la espalda en el piso, vertebra por vertebra.

 

Repetir este movimiento con la respiración profunda un mínimo de 10 veces.

 

Esta postura fortalece y tonifica los músculos del suelo pélvico. Ayuda a mejorar la lubricación vaginal, los niveles de excitación y la intensidad de los orgasmos en las mujeres. Y en los hombres, mejora y fortalece las erecciones y favorece el control de la eyaculación.

 

ACCEDE AL CURSO COMPLETO AQUI.

 

Posturas de Yoga y sexo: La Pinza

 

Posturas de yoga y sexo - La pinza

 

  1. Sentarse con las piernas extendidas, los pies juntos y la espalda derecha.
  2. Inhalar levantando ambos brazos.
  3. Exhalar inclinando el tronco hacia delante llevando las manos hacia los pies y tratar de quedarnos agarrados a éstos.

 

Repetir el movimiento y la respiración profunda un mínimo de 10 veces.

 

Esta posición ayuda a estimular las glándulas sexuales. Y está considerada una de las posturas que nos ayudan a mantenernos la salud y la juventud.

 

Posturas de Yoga y sexo: La Mariposa

 

Posturas de yoga y sexo - La mariposa

 

  1. Sentarse con la espalda derecha y encoger las piernas uniendo las plantas de los pies lo más cercano posible a la ingle.
  2. Dejar que las rodillas caigan hacia los lados por su propio peso y llevar los muslos en rotación interna, hay que intentar acercar el máximo las rodillas al suelo sin forzar éstas con las manos.
  3. Acercar los talones hacia la pelvis manteniendo la parte exterior de los pies en el suelo. Si se puede, sujetar los pies con las manos.

 

Esta postura nos sirve para relajar las piernas y estimular los órganos sexuales. Abriendo la cadera de esta manera, nos ayuda a liberar toda la energía sexual acumulada. Nos garantizará flexibilidad para realizar las posturas más impensables del famoso “Kamasutra”… 🙂

 

¡Recuerda que mínimo 10 respiraciones profundas y lentas!

 

 

Posturas de Yoga y sexo: El niño

 

Posturas de yoga para mejorar el sexo - El niño

 

  1. Arrodillarse en el suelo y sentarse sobre los talones.
  2. Separar las rodillas e inhalar, y exhalando lentamente, nos inclinamos hacia adelante hasta que el torso quede apoyado sobre los muslos.
  3. Apoyar los antebrazos en el piso a los costados del torso y colocar la palma de las manos hacia arriba con los brazos estirados pero sin tensión, sin forzar.

 

Esta es una posición que ayuda a uno a relajarse y a conectar con uno mismo. Como ya se sabe para que uno pueda conectarse con el otro, hace falta primero poder conectarse con uno mismo.

 

Com siempre, realiza 10 respiraciones profundas mientras tu cuerpo descansa apoyado sin tensión.

 

 

Recomendaciones para mejorar el sexo con las posturas de yoga:

 

  • Realizar las posturas de yoga en un lugar tranquilo, cómodo y con temperatura agradable.
  • Realizar las posiciones en total silencio o con música relajante de fondo.
  • Si las posturas las realizamos por las mañanas antes de la jornada laboral, nos darán energía extra durante todo el día.
  • Realizar los ejercicios junto a la pareja estimula la unión y la confianza de ésta.
  • Aprende a disfrutar el placer del Yoga y por supuesto, el placer del sexo.